Saltar al contenido

Petra

Petra Jordania

¿Dónde está Petra?

Petra fue la capital del reino nabateo, que ellos mismos llamaban Raqmu o Rqm, y que se extendía por un valle rodeado de montañas en la región de Sara, a unos 260 km de Ammán, la capital de Jordania.

Petra se encontraba en el extremo de una extensa red de pistas comerciales, en una zona desértica y pedregosa, que gracias al ingenio hidráulico de los nabateos, quienes desarrollaron canales, aljibes, presas y estanques, fue posible el desarrollo de una agricultura y ganadería y satisfacer las demandas de sus habitantes.

Las ruinas de Petra

El visitante actual de Petra, a pesar de los monumentos funerarios, escasos templos y estructuras domésticas que se conservan de la ciudad, apenas puede entrever e imaginar lo que fue la gran urbe en la antigüedad. Aún así, la ciudad de Petra resulta imponente. A ella se accede desde el este por un desfiladero, el Siq, el mismo por el que discurre el wadi musa que provocaba importantes inundaciones hasta que en el siglo XX fue desviado su curso. Y a través de él se llega al Khazneh, el monumento más famoso de Petra también conocido como el tesoro de Petra y que acostumbra a dejar fascinado al visitante.

Arquitectura de Petra

Entre la arquitectura de Petra destacan monumentos religiosos, funerarios o de ocio como el teatro. A continuación te mostramos una lista con los monumentos más significativos de la ciudad de Petra.

Significado de Petra

La ciudad de Petra es mencionada varias veces en la Biblia, pero con el nombre de Selá, palabra que en hebreo antiguo significa «la roca». Desconocemos el nombre que dieron los nabateos a su capital, pero sí sabemos que los árabes llamaban al lugar wadi Musa, o lo que es lo mismo, «Río Moises», debido al arroyo que atraviesa el valle. Pero el nombre, tal y como lo conocemos hoy en día deriva del griego, donde Petra significa «la roca». Sobra decir el motivo de este nombre.

¿Quién descubrió la ciudad de Petra?

Pero la ciudad de Petra, estuvo durante mucho tiempo perdida. Al menos para los occidentales. Su descubrimiento tuvo lugar a cargo de Johann Ludwig Burckhardt en el año 1812. Hasta entonces se desconocía el emplazamiento exacto de la capital de los nabateos, una ciudad que aparecía citada en las fuentes antiguas. Su descubrimiento provocó la llegada de nuevos viajeros europeos ansiosos por conocer la mítica ciudad, pero no fue hasta el siglo XX cuando comenzaron los estudios centrados en un ámbito científico y no aventurero.

Excavaciones arqueológicas en Petra

Las primera excavaciones arqueológicas en Petra comenzaron en el 1929 y han continuado hasta nuestros días, aunque con una interrupción durante la II Guerra Mundial. Estos trabajos han sacado a la luz una ciudad, capital del reino árabe de los nabateos, rodeada por montañas y cerros que la ocultaban y constituían su mejor defensa. Aún así, hoy en día la mayoría de las estructuras de la antigüedad se encuentran enterradas bajo la arena.

Características de la ciudad de Petra

Aprovechando la peculiar orografía, rodeada por montañas y cerros de arenisca, y la facilidad con la que se trabaja esta piedra, los nabateos no dudaron en excavar las paredes rocosas para construir viviendas y tumbas. Las casas vistas desde el exterior parecen cuevas, y en su interior tienen forma más o menos cuadradas y unos altos techos alisados. En varias ocasiones las paredes interiores habían sido talladas con estrías y revocadas con estuco o yeso a la que se le dio una capa de pintura. Las paredes tenían nichos y alacenas para colocar objetos domésticos.

Y es que Petra se encontraba protegida de forma natural y aislada por una serie de cañones excavados por el Wadi Musa y otros cursos de agua secundarios. El único acceso al valle  es la estrecha garganta del Wadi Musa, también llamada Siq, con tramos de hasta 80 m. de profundidad, de 2 km de largo de anchura variable.

Para controlar las crecidas invernales, los nabateos construyeron una presa en el extremo oriental del Siq, junto con un sistema de canales y cisternas que atravesaban el mismo con dirección al centro de la ciudad de Petra. Dicho canal estaba parcialmente excavado en la roca, mientras que otra parte fue construido con piedras, arcilla, terracota y enlucido. Esta obra de ingeniería permitía el abastecimiento de agua a una ciudad que, a pesar de encontrarse en medio del desierto, contaba con fuentes y fabulosos jardines.

En cuanto a las tumbas, en Petra se han documentado tumbas sencillas y centenares de tumbas rupestres excavadas en las laderas de las montañas que rodean la ciudad. Todas ellas son anónimas y las más sencillas se confunden con viviendas, pues parecen simples cuevas.

La ciudad de Petra a lo largo del tiempo

La historia de la ciudad de Petra comienza a finales del siglo IV a. C., cuando se documenta una ocupación seminómada en la zona donde se levantaría la ciudad. Pero el origen de los llamados por Diodoro, en el 312 a. C., como nabateos hay que buscarlo en las tribus o reinos árabes que mencionan las fuentes asirias y en las caravanas de comerciantes que entraron durante siglos en Siria y Palestina.

Lo que sí conocemos es que a mediados del siglo II a. C. los nabateos ya habían terminado el proceso de sedentarización, formando un reino cuya capital era Petra. En el siglo I a. C. el Imperio Romano intervino en Oriente, puso fin al reino helenístico seleúcida y el nabateo se convirtió en un reino cliente de Roma.

Esta situación cambió en el 106 d. C., cuando el emperador Trajano acabó con el reino nabateo y lo incorporó al Imperio Romano como la nueva provincia de Arabia.

Luego la ciudad siguió existiendo, aunque los terremotos del 363, 419 y 551 la dañaron humana y económicamente de forma decisiva.

Logros y avances de los habitantes de Petra

Los nabateos eran grandes comerciantes. Mantuvieron contactos con distintas regiones de las que absorbieron costumbres y tradiciones. Pero junto a estos préstamos hay que destacar la creación de un sistema propio de escritura de la que se han recuperado más de 3000 inscripciones. Casi todos textos breves y de carácter religioso. Pero los habitantes de Petra también fueron excelentes constructores e ingenieros. como demuestran las espectaculares construcciones y los complejos sistemas de canalización y control de las aguas.

La ciudad de Petra en la actualidad

La ciudad de Petra, en Jordania, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. Desde entonces se sucedieron las excavaciones arqueológicas para conocer en profundidad la ciudad de los nabateos. Aún así, la mayor parte de la ciudad continúa hoy en día enterrada.

La ciudad de Petra en la actualidad se ha convertido a partir de la declaración de la UNESCO en punto de llegada de turistas de todo el mundo, pero esta declaración también trajo su parte negativa. Y es que las personas que habitaban allí entre las ruinas de la ciudad fueron obligados a marcharse al convertirse el yacimiento arqueológico en centro de peregrinación turístico

Fuentes y referencias

Summary
Petra
Article Name
Petra
Description
Petra fue la capital del reino de los nabateos y basó su riqueza en el comercio caravanero. Se encuentra en la actual Jordania y en su visita destacan los impresionantes monumentos excavados en la roca. ¡Entra y descubre más sobre Petra!
Author
Publisher Name
Debabilonia.info