Saltar al contenido
Debabilonia.info

Assur

Ruinas de la antigua Assur
Ruinas de la antigua Assur

La ciudad de Assur o Ashur fue una de las grandes capitales del Imperio Asirio. En concreto fue la más antigua de las capitales de este imperio y la que le dio nombre. Aunque con el tiempo la residencia de los reyes se movió a otros lugares como Nínive, Nimrud, Dur Sharrukin o Kar Tukulti Ninurta, la ciudad de Assur siempre fue la capital religiosa del reino y conservó un aura especial.

¿Dónde estaba la ciudad de Assur?

La antigua capital asiria, Assur, se encontraba en la orilla occidental del río Tigris, en la actual Qal’at  al-Sherqat en el norte del actual Iraq a unos 130 km al sur de Mosul, una zona que sufrió con crudeza la destrucción del DAESH en los últimos años.

Descubrimiento de Assur

Tras unas breves visitas de diplomáticos y arqueólogos ingleses en el siglo XIX no fue hasta comienzos del siglo XX cuando los alemanes comenzaron la excavación científica de las ruinas de Assur.

Tras una breve visita de Robert Koldewey del yacimiento, la excavación, patrocinada por la Deutsche Orient Gesellschaft comenzó en el 1903 bajo la dirección de Walter Andrae, que ya tenía experiencia previa en el trabajo de campo en Babilonia.

Los arqueólogos encontraron los restos de Assur, la antigua capital del Imperio Asirio y uno de los centros políticos y religiosos más importantes de la antigüedad. En las fotografía por satélite puede apreciarse con claridad la zona excavada por los alemanes, donde en once años descubrieron los restos de templos, palacios y fortificaciones que van desde el III milenio a. C. hasta el siglo XIII cuando fue conquistada por los mongoles.

Nuevos trabajos en la capital del Imperio Asirio

Tras dejar Walter Andrae y su equipo el yacimiento de sur, hubieron de pasar muchos años para que los trabajos volviesen a la zona. Fue en la década de los setenta cuando la Dirección de Antigüedades de Iraq llevó a cabo varios trabajos de conservación y reconstrucción.

Entre 1988 y 1989 una misión de la Freie Universitär de Berlín, encabezada por R. Dittmann trabajó en el yacimiento de manera intermitente. En ese mismo 1989 B. Hrouda llevó a cabo un levantamiento topográfico de las ruinas de Assur, y un año más tarde comenzó a excavar la que fue ciudad principal del Imperio Asirio. Sin embargo, la invasión de Kuwait hizo que el proyecto se interrumpiese.

Tras diez años de interrupción, los trabajos arqueológicos en Assur fueron retomados por la Universidad de Heidelberg, bajo la dirección de Peter A. Miglus en el año 2000.

¿Cómo era la ciudad de Assur en la antigüedad?

Plano de Assur
Plano de Assur

Aunque se desconoce cuando se produjo la primera ocupación de Assur, a mediados del III milenio ya se trataba de un asentamiento urbano notable, con un santuario en el que se rendía culto a Inanna en el que se encontraron esculturas de piedra caliza de orantes, maquetas de altares escalonados o incensarios.

Además, de esta misma época es un segundo templo descubierto en la esquina noreste dedicado al dios Assur. Aunque los restos más antiguos de este templo no son bien conocidos, es seguro que a comienzos del III milenio a. C. ya existía este templo.

En esta época Assur era un pequeño, pero importante, de unas 25 ha que se extendía entre los dos santuarios. En el sur de este área unos sondeos sacaron a la luz tumbas de época sumeria y acadia.

El dios Assur

Pero Assur no era solo el nombre de la ciudad, también era el nombre del dios principal de los asirios. Assur era su ciudad y su principal lugar de culto. De hecho la ciudad siempre tuvo un especial significado religioso, y aún cuando la capitalidad del Imperio Asirio se trasladó a otras ciudades, los monarcas seguían coronándose en Assur.

Fuentes y referencias

Además de Assur también te puede interesar: