Saltar al contenido
Debabilonia.info

Palmira

Ruinas de la antigua Palmira

¿Qué es Palmira?

Palmira fue una antigua ciudad árabe en situada en el centro de Siria. Alcanzó su mayor esplendor en el siglo I d. C. bajo el Imperio Romano, pero después se vería envuelta en varias luchas de poder que mermarían su importancia hasta que fue derrotada y arrasada por Aureliano en el siglo III d. C. Después fue reconstruida pero ya no volvió a ser lo que fue en el pasado.

La importancia de Palmira en la antigüedad

Las ruinas de la ciudad de Palmira son uno de los sitios más emblemáticos de Siria. El reino de Palmira ocupó un lugar notable entre las ciudades caravaneras del Oriente antiguo, y desde el siglo III a. C. y hasta su incorporación al Imperio Romano en el I d. C., llegó a competir con ciudades como Hatra y Petra.

Pero el comercio en Palmira debió de existir desde mucho antes, pues ya aparece citada, eso sí, con su antiguo nombre de Tadmor, en textos de Ebla y Mari como un centro comercial con relaciones con Mesopotamia. Un poco más tarde también aparece en documentos de Kanish, Emar y en uno de Tiglat Pileser I, el monarca asirio.

Palmira también aparece por Flavio Josefo y en la Biblia. En estas dos obras se menciona que fue fortificada por el rey Salomón.

¿Dónde estaba Palmira (Siria)?

Palmira se encontraba en un oasis en el centro de Siria, el cual era su razón de ser, en la provincia de Homs, a pocos kilómetros de la moderna ciudad de Tedmor, en un ponto de paso de las antiguas pistas de caravanas que recorrían todo el oriente en la antigüedad.

El descubrimiento de las ruinas de Palmira

La ciudad sería conocida desde antiguo y serían muchos los viajeros que pasaron por las ruinas de Palmira, algunos de los cuales nos narraron su experiencia por escrito. A mediados del siglo XVII se puso de modo en Europa el conocido como Grand Tour, un viaje por Europa que solía terminas en los lugares sagrados de la Biblia. Además, comerciantes, ávidos de éxito, surcaban el Oriente buscando nuevas pistas por las que desplazar productos.

En 1687, varios comerciantes británicos que vivían en la ciudad siria de Aleppo llegaron a Palmira y se les considera los descubridores de la ciudad para el mundo occidental. Habría que esperar unos años, hasta 1693, para que Hofsted van Essen dibujase una panorámica de sus ruinas.

En 1785, Constantin François de Chasseboeuf, conde de Volney visitó la antigua Palmira. Fruto de este viaje por Oriente fue la obra Las Ruinas de Palmyra, publicada en 1971. La obra en realidad se trata de una disertación sobre el ocaso de las religiones, por lo que el engañoso título engañó durante años a muchos curiosos que buscaron en sus páginas una imagen de la ciudad.

En 1870 el chileno Adolfo Rivadeneyra visitó Palmira y quedó desilusionado por sus ruinas, por aquel entonces según menciona muy mal conservadas. Sin embargo, en lo que si coinciden los primeros relatos sobre Palmira es en lo impresionante que era su valle de tumbas. Y es que unas torres, muchas de ellas fechadas en el siglo I d. C., sirvieron como panteón a las grandes familias.

La Investigación científica

Ya en el siglo XX, las excavaciones y restauraciones que en Palmira llevaron a cabo A. Bouni, E. Frézoulds, K. Michalowski y otros permitieron comprender la importancia de esta capital de un reino árabe y entender su historia y sus ruinas.

Gracias a estas excavaciones se descubrieron enormes recintos que protegían el oasis de Palmira, la necrópolis, los cultivos y los grandes espacios libres que quedaban entre las tiendas y las caravanas de camellos.

Monumentos de Palmira

Entre las ruinas de Palmira destaca el recinto central, en el que se encontraba la gran vía porticada, una columnata de 1200 m. de extensión; el ágora, con una importante actividad comercial; el teatro; los templos de Nabu y Baal-Samin; el palacio de la reina Zenobia, en el que posteriormente se situó el campamento de Diocleciano y los barrios acomodados.

La devoción al dios Nabu era muy fuerte entre las gentes de Palmira. El templo de Nabu se situaba en el centro de un enorme temenos de 210 x 2015 m., levantado sobre un podium de 2,15 m. de altura estaba delimitado por un muro y un doble pórtico de columnas. A pesar de su aspecto clásico no impide que la cella sea la tradicional del mundo oriental.

Entre los monumentos de Palmira llama especialmente la atención el valle de tumbas, una de las más importantes del mundo grecorromano, a pesar de que muchas de ellas han sido expoliadas a lo largo del tiempo. En el valle de las tumbas podemos diferenciar cuatro tipos diferentes de tumbas:

  • Tumbas-torre
  • Hipogeos
  • Hipogeos-torre
  • Templos funerarios

Fuentes y referencias

Además de Palmira también te puede interesar:

 

Summary
Palmira
Article Name
Palmira
Description
Palmira fue una antigua ciudad, capital de un reino árabe, situada en un oasis del desierto de Siria, que alcanzó su máximo esplendor económico y cultural entre el siglo III a. C. y I a. C., cuando fue incorporada al Imperio Romano. ¡Entra y descubre más sobre las ruinas de Palmira!
Author
Publisher Name
Debabilonia.info