Saltar al contenido

Puerta de Ishtar

La Puerta de Ishtar es una de las construcciones más conocidas de Babilonia. Formaba parte de la muralla interior de Babilonia, constituyendo una entrada fortificada a través de la cual se accedía a la zona sagrada de la ciudad. A continuación te dejamos un análisis muy completo de esta puerta de Babilonia con todo lo que necesitas saber sobre ella.

Ficha Técnica:

  • Autor: Desconocido
  • Cronología: Se construyó en diferentes fases, la última durante el reinado de Nabucodonosor II (604-562 a. C.)
  • Función: Defensiva. Era una de las puertas de la muralla interna de Babilonia y que daba acceso a una zona sagrada.
  • Materiales: Adobe y ladrillos vidriados
  • Decoración: Decorada con ladrillos vidriados de color azul y representaciones de animales como dragones o toros.
  • Ubicación: Al-Hillah (Babilonia) y Museo de Pérgamo en Berlín
Puerta de Ishtar
Puerta de Ishtar

La murallas de Babilonia y la Puerta de Ishtar

Según Estrabón y Filón de Bizancio la muralla de Babilonia era una de las maravillas del mundo antiguo. La muralla interna de Babilonia disponían de 8 puertas, de las cuales 5 de ellas llevaban el nombre de los dioses más importantes de Mesopotamia. Pero el gran problema en relación con la muralla de Babilonia que encontraron los arqueólogos alemanes fue el de establecer su cronología. La primera fuente escrita en la que se menciona la construcción de dos murallas data del siglo XIX a. C.

En sus dos visitas previas al comienzo de la excavaciones, Robert Koldewey encontró fragmentos de relieve de ladrillo esmaltado  que formaron parte de la Puerta de Ishtar y que llevó a Berlín. Pero por aquel entonces aún no sabía que se trataba de parte de la ornamentación de la puerta más monumental de la ciudad y una de las obras cumbres del arte mesopotámico.

Aparte de las excavaciones arqueológicas, existe un conjunto de cinco tablillas denominadas tablillas Tintir escritas en el II milenio a. C., pero que solo conocemos a través de copias realizadas entre el 700 y el 61 a. C., en las que se realiza una descripción de la topografía religiosa de Babilonia, pero también se mencionan las calles, canales, murallas y puertas bajo la protección de dioses. Lógicamente una de ellas era la Puerta de Ishtar.

         

Entre 1902 y 1904 R. Koldewey y su equipo llevaron a cabo la excavación de la puerta más monumental de la ciudad, la dedicada a la diosa Ishtar. El nombre de la puerta lo conocemos gracias a una inscripción de Nabucodonosor II en piedra caliza hallado en las cercanías de la estructura. La inscripción se encontraba dañada, pero a partir de analogías con otras inscripciones similares se concluyó que decía lo siguiente:

“Yo Nabucodonosor, rey de Babilonia, hijo de Nabopolasar, rey de Babilonia. He construido la Puerta de Ishtar con piedras vidriadas de color azul para Marduk, mi señor”. Instalé enormes toros de bronces en su umbral. Con losas de piedra caliza y (…) de piedra he (…) el decorado de los toros (…) Marduk, venerado señor, danos vida eterna.

 

Inscripción Nabucodonosor Puerta de Ishtar
Inscripción de Nabucodonosor sobre la Puerta de Ishtar reconstruida

Pero si quieres conocer más de esta estructura sigue leyendo el comentario sobre la Puerta de Ishtar que encontrarás en los siguientes párrafos.

Fotos de la excavación

A continuación te dejamos unas fotos de la excavación de la zona de la Puerta de Ishtar. Hay que tener en cuenta que se trata de las fotos originales realizadas a comienzos del siglo XX por la misión alemana, por tanto la calidad no es, ni de lejos, la de las fotografías digitales actuales.

Estructura de la Puerta de Ishtar

La Puerta de Ishtar es la única de las puertas documentadas en el tramo septentrional de la muralla interior de Babilonia, muy cerca del palacio sur. Tenía una estructura compleja y estaba formada por 3 pasajes sucesivos defendidos a su vez por torreones: un antepuerta destacada con respecto a la muralla, la puerta principal abierta en el muro exterior y, por último, un paso estrecho y alargado en el muro interior antes de entrar.

¿Te has preguntado alguna vez cuánto mide la Puerta de Ishtar? Pues bien, tenía una anchura de 48 m. y conservaba una altura de 18, aunque su altura original debió de ser de unos 25 m, lo que la convertían en una de las principales obras de la historia del arte.

De qué está hecha la Puerta de Ishtar
Reconstrucción de la Puerta de Ishtar (Koldewey, 1918)

La decoración de la fachada norte y de toda la superficie de sus paredes se realizó de ladrillos esmaltados del color del lapislázuli y, sobre ellos, dragos y toros en bajorrelieve, los primeros representado a Marduk y los segundos al dios Adad. La parte inferior de los muros y los bordes de los pasajes abovedados estaba decorada con rosetas blancas y bandas amarillas.

Visto esto no es de extrañar que la Puerta de Ishtar sea junto a la Torre de Babel o los Jardines Colgantes de Babilonia uno de los monumentos más sorprendentes y conocidos de la antigua ciudad de Babilonia.

La Puerta de Ishtar. Dibujos

A continuación te mostramos una serie de dibujos que realizó la misión alemana en los que trataban de reconstruir cómo era la Puerta de Ishtar.

¿Cómo se construyó? ¿A qué época pertenece?

Las excavaciones arqueológicas identificaron 3 fases constructivas en la Puerta de Ishtar. La más antigua estaba decorada con ladrillos en relieve, la segunda presentaba ladrillos sin relieve pero esmaltados y la tercera fase, atribuida a Nabucodonosor II, con ladrillos en relieve y esmaltados en azul y decorada con dragones (mushussu)  y toros realizados con ladrillos de color marrón y blanco. Sabemos que la última fase se realizó en época de Nabucodonosor II porque se conserva una inscripción que así lo dice.

La inscripción de la Puerta de Ishtar

Nabucodonosor dejó un gran número de inscripciones en las que se jactaba de la realización de multitud de obras públicas. La más conocida de estas inscripciones conmemorativas es una gran losa que se conserva en el British Museum. Aparte de la mencionada inscripción encontrada en las cercanías gracias a la cual sabemos que esta estructura estaba dedicada a la diosa Ishtar. No se encontró ninguna inscripción completa en la mencionada puerta.

Sin embargo, durante su excavación, sí se hallaron varios fragmentos de una inscripción que debería referirse a la construcción de la Puerta de Ishtar.

Uno de los fragmentos decía lo siguiente:

Las entradas a las puertas de las murallas Imgur-Ellil y Nemetti-Ellil habían quedado cada vez más bajas a raíz de los terraplenes en la vía de Babilonia. (Por ello,) quité dichas puertas y, con asfalto y ladrillos, puse su fundamento a nivel de las aguas subterráneas; mandé hacer las nuevas puertas con ladrillos de piedra azul y preciosas figuras de toros y dragones. Como tejado, cubrí las puertas longitudinalmente de inmensos cedros. Los batientes (eran) de cedro con guarniciones de bronce. En todas las puertas instalé umbrales y goznes de mineral fundido. Erigí toros salvajes y dragones furiosos en el interior de las puertas, las doté con magnificencia y suntuosidad para que toda la Humanidad las contemple asombrada

La Vía de las Procesiones

Para llegar a la Puerta de Ishtar había que atravesar la Vía de las Procesiones. Gracias al diario de excavación de R. Koldewey sabemos que se trataba de una gran avenida, a cuyos lados se disponían dos muros paralelos decoradas en su parte baja con un friso de leones y dragones realizados en ladrillos esmaltados, símbolos de Ishtar y Marduk, colocados igualmente en época de Nabucodonosor II.

Esta gran avenida formaba parte de un gran eje que conectaba todos los puntos importantes de la ciudad de Babilonia. El muro occidental y el pavimento del suelo de la Vía de las procesiones le sirvió a Koldewey para determinar la dirección en la que había que proseguir la excavación. Pero sobre todo, la Vía de las Procesiones supuso toda una sorpresa, pues hasta entonces no había constancia en ninguna fuente de la existencia de tal avenida procesional que desembocaba en la Puerta de Ishtar.

¿Cómo era la Vía de las Procesiones?

La Vía estaba flanqueada por dos muros paralelos, separados por entre 20 y 24 m., que partían de la Puerta de Ishtar. Estos muros tenían un grosor medio de 7 m. y tenían una longitud de 196 m. el muro el muro occidental y de 192 m. el oriental y llegaban hasta dos bastiones  en el extremo norte. Tras ellos continuaban unos muros hasta otros bastiones, lo que hacía que la Vía tuviese una longitud total de 250 m.

Vía de las Procesiones
Reconstrucción de la Vía de las Procesiones en el Museo de Berlín

Pero lo que más llama la atención de la Vía de las Procesiones es su decoración con ladrillos vidriados que representaban una fila de leones en cada uno de los muros, en actitud de caminar, y enmarcados en dos espléndidos frisos de fondo azul y rosetas del mismo color que los leones.

Por el pavimento conservado se deduce que la parte central de la Vía de las Procesiones estaba destinado al paso de carruajes, mientras que los laterales serían una especie de nuestras actuales aceras.

Una de las Maravillas de la Antigüedad

Las murallas de Babilonia, y con ellas la Puerta de Ishtar, fueron incluidas por algunos autores como una de las Maravillas de la Antigüedad. Un ejemplo de ello es un poema escrito por Antípatro de Sidón a finales del siglo II a. C., donde se menciona la muralla de la ciudad y la Vía de las Procesiones como una de las maravillas del mundo antiguo.

La Puerta de Ishtar en el Museo de Pérgamo

La reconstrucción de la Puerta de Ishtar en Berlín fue uno de los objetivos de Koldewey, aunque debido a los múltiples avatares que sufrieron los restos arqueológicos de Babilonia, que retrasaron sobremanera su llegada a Berlín, no pudo cumplir.

Fragmento de la Puerta de Ishtar
Clasificación de los fragmentos de la Puerta y la Vía en el Museo de Berlín

El transporte de los objetos hasta Berlín

Poco antes de su muerte, Gertrud Bell, directora del departamento arqueológico en Bagdad, autorizó que los ladrillos de la Puerta de Ishtar y la Vía de las Procesiones viajaran a Berlín. En 1927, cuando Koldewey ya había muerto y al frente del Museo de Berlín se encontraba el más aventajado de sus discípulos, Walter Andrae. A pesar de que Koldewey ya había hecho llegar algunos objetos de Babilonia, el grueso de los mismos permanecían en Iraq.

En la llegada de los objetos de Babilonia a Berlín jugó un papel importante el carácter diplomático de Walter Andrae. Sin él probablemente los objetos nunca hubiesen llegado a Alemania. Los restos arqueológicos procedentes de Babilonia habían quedado tapiados en la casa de la misión alemana, y no sería en un posterior viaje de Andrae a Babilonia en 1926 cuando estos fueron recuperados.

Se embalaron en cajas que se transportaron en barcas hasta Hilla, pero una vez allí el nivel del Éufrates descendió considerablemente  y las barcas casi tocaron fondo, así que Andrae decidió visitar la presa del Éufrates, cuyo director le aseguró que al día siguiente tendrían agua suficiente.

Solventado este problema, las cajas se cargaron en vagones de tren con destino a Bagdad, las que se quedarían en Iraq, y otras a Basra, las que debían llegar a Berlín. Desde Basra fueron embarcadas en un vapor de la línea hanseática de Bremen y transportados a Berlín.

El montaje de la Puerta en Berlín

En 1925 moría Koldewey y tres años más tarde su sucesor, O. Webber. Ese mismo año, 1928, Andrae pasó a dirigir la sección del Asia Anterior de los museos y encargado de su organización.

Andrae aprovechó la renuncia de H. Schäfer a instalar la sección egipcia en la planta del zócalo y el primer piso del ala sur, para, gracias a la altura de los techos, ubicar allí la Puerta de Ishtar y la Vía de las Procesiones, pues pensaba que para transmitir la grandeza  de la arquitectura babilónica había que representarla a tamaño real.

Pronto el museo puso a disposición de Andrae amplios espacios y recursos para trabajar. El propio Andrae contrató al eficaz escultor Willy Struck y a un equipo de más de 30 personas como ayudantes que reconstruyeron durante 3 años la Puerta de Ishtar y 130 m. de la Vía de las procesiones. Además, 3 talleres de cerámica de Berlín trataron de imitar los colores del ladrillo vidriado original. El taller que mejor reprodujo el original fue el de la cotizada artista Helene Körting, cuyas obras hoy en día se exhiben y venden en varias galerías de arte.

Aún quedaba por resolver el problema de la estructura y disposición de las salas, concebidas como salas de exposiciones y no para albergar monumentos a tamaño real, y que el ministerio asignase más dinero para la reconstrucción, ya que los consejeros del ministerio solo quería que se reconstruyese una pareja de cada animal de la Puerta de Ishtar y la Vía de las procesiones, pues, según ellos, al fin y cabo todos eran iguales.

Para la reconstrucción de la Puerta de Ishtar en Berlín primero hubo que restaurar los fragmentos de la misma sometiéndoles a un tratamiento químico para desalinizarlos. Después, con la ayuda de dibujos, bocetos y datos de campo se ordenaron los miles de fragmentos de la puerta aprovechando las muescas realizadas por los maestros de obra babilonios para su montaje. Finalmente, tras un proceso de consolidación la Puerta de Ishtar original quedó montada en el Pergamon Museum de Berlín tras la rigurosa reconstrucción realizada por Andrae y su equipo.

Ladrillos Puerta de Ishtar
Lavado de los ladrillos de la Puerta de Ishtar y Vía de las Procesiones en el Museo de Berlín

Finalmente, las buenas dotes diplomáticas de Walter Andrae llevaron a buen puerto la empresa. El resultado fue el impresionante monumento que hoy en día podemos visitar en el Museo de Pérgamo de Berlín, ubicado dentro de la isla de los museos de la capital alemana, inaugurado en 1930 por el entonces presidente alemán Paul von Hindenburg.

Visitar la Puerta de Ishtar en Berlín

Si después de leer esto te has quedado con ganas de visitar la Puerta de Ishtar en Berlín debes saber que el Museo de Pergamo abre todos los días de 10:00 a 18:00, aunque los jueves tiene amplia su horario hasta las 20:00. El precio de la entrada general es de 18 euros, aunque los niños hasta 18 años entran gratis y existen descuentos del 50 % para estudiantes, personas discapacitadas y su acompañante, además de otras excepciones.

Las entradas se pueden obtener en las taquillas del museo, pero para evitar largas colas (especialmente los fines de semana) se recomienda comprar las entradas online en la web oficial del museo.  Sí, la web del museo solo aparece en alemán o inglés, pero es muy fácil hacer la compra, solo tienes que hacer click en buy ticket, elegir la entrada para el Pergamonmuseum y seleccionar día y tipo de entrada. Si lo deseas, haciendo click aquí podrás comprar las entradas EN CASTELLANO para el Pergamon Museum y obtener información sobre la situación del museo, precios, descuentos y cómo llegar.

Un museo en la Puerta

El pequeño espacio que quedaba dentro de la torre izquierda de la Puerta de Ishtar se acondicionó como sala de exposición. En ella se colocó una gran maqueta de este monumento babilónico a escala 1:100 como la había reconstruido R. Koldewey a tenor de unos textos cuneiformes que no llegó a interpretar de manera totalmente acertada. Además, la maqueta estaba rodeada por grabados y cuadros antiguos que representaban la Puerta de Ishtar como había sido imaginada en los últimos siglos.

También se realizaron dos maquetas, una de la Vía de las Procesiones y otra del Esagila y el Etemenanki -la mítica Torre de Babel- ha escala 1:100 la primera y 1:200 la segunda. Estas maquetas con diminutas palmeras y seres humanos que realizó Elisabeth Andrae, la hermana de Walter Andrae.

 La Puerta de Ishtar por el mundo

Tras la inauguración del Museo del Próximo Oriente en Berlín la planta del zócalo quedó como zona de almacén, biblioteca y taller de trabajo. Allí se guardaban un buen número de relieves policromados de Babilonia de animales completamente restaurados. Se trataba de antiguos objetos restaurados descartados por Andrae porque no se ajustaban al original.

Entre las restauraciones se encontraban leones, toros y dragones que Andrae envió como regalo al Museo de Antigüedades de Estambul y a Bagdad, otros los ofreció a museos de Munich, Dresde, Viena, Paris, Copenhage, Goteborg, Chicago y otras instituciones estadounidenses. Con ello pretendía obtener recursos económicos con los que adquirir piezas de otras culturas del próximo oriente que se encontraban ausentes en Berlín.

La Puerta en Estambul

Hasta 1923 el territorio del actual Iraq perteneció al antiguo Imperio Otomano, cuya capital por aquel entonces era Estambul. Es por eso que varios dragones y leones de la Puerta de Ishtar y la Vía de las Procesiones se exponen hoy en día en el Museo de Arqueología de Estambul.

La Puerta de Ishtar en el British Museum y el Louvre

Hace unos años se organizó una exposición sobre Babilonia que se expuso primero en el British Museum y después en el Louvre. Entre las más de 800 piezas de las que constaban la espectacular muestra pudo contemplarse por primera vez la más fascinante de las puertas de Babilonia en el Museo Británico, la Puerta de Ishtar. Posteriormente la exposición viajó a París, al Museo del Louvre.

Museo Puerta de Istar
León en el Museo Arqueológico de Estambul

Réplica de la Puerta de Isthar en Babilonia

En el año 1987, Saddam Hussein, obsesionado con convertirse en un nuevo Nabucodonosor, mandó construir una reproducción de la Puerta de Ishtar a menor tamaño que la original. Esta puerta, para cuya construcción se trataron de emplear las mismas técnicas que en la antigüedad fue situada a la entrada del yacimiento. La réplica resultó gravemente dañada durante la invasión norteamericana de 2003 cuando un proyectil la alcanzó de lleno.

Reconstrucción en 3D

Los trabajos que en los últimos años se han venido realizando en el yacimiento de Babilonia, entre otras cosas, han llevado a cabo una reconstrucción en 3D de la famosa puerta. En el siguiente vídeo puedes ver el resultado de dicha reconstrucción y realizar una visita virtual de la Puerta.

Daños en la Puerta de Ishtar con la invasion de Iraq

En el año 2003 es por todos conocidos que Iraq sufrió una intervención extranjera para derrocar a Sadam Husein. Una vez que la coalición internacional ocupó el país, desde abril de 2003 se estableció un cuartel militar estadounidense en la misma Babilonia. Por lo que se refiere a la Puerta de Ishtar, un equipo del Museo Británico que visitó el yacimiento el 18 de Junio observó daños en uno de los dragones de la puerta.

Sin embargo, el mayor daño se produciría en los meses siguientes, a los militares estadounidenses se les unieron tropas polacas y el cuartel aumentó de tamaño hasta las 150 ha para acoger a 2000 soldados. Algunos de los daños más graves de esta ocupación los sufrió la Puerta de Ishtar, ya que en diciembre de 2004 otros ocho dragones  habían sido dañados. En concreto faltaban ladrillos que probablemente habrían sido extraídos como recuerdos pues los soldados. Pues no cabe atribuir a otros el saqueo, puesto que eran los únicos con acceso permitido a Babilonia.

Reconstrucción de la Puerta en Babilonia

Desde el año 2008 se puso en marcha un programa de puesta en valor del yacimiento de Babilonia. Dentro de este programa se decidió intervenir en la Puerta de Ishtar para reducir el deterioro que esta había sufrido por el paso del tiempo y la humedad.

Restauración Puerta de Ishtar
Trabajos de restauración en la Puerta de Ishtar

En el año 2019 por primera vez una arquitecta se incorporó a los trabajos de recuperación de la Puerta de Ishtar. Se trata de la joven Ghadeer Ghaleb y su cometido se centrará en realizar dibujos de AutoCAD e ilustraciones en tres dimensiones, que tratará de aportar sus conocimientos en un mundo hasta entonces exclusivo de hombres.

Conclusiones

En resumen, el rol jugado por la Puerta de Ishtar en la antigüedad debió ser importante a juzgar por su monumentalidad, que estuviese ligada a la Vía de las Procesiones y que para acceder al Etemenanki hubiera que pasar a través de ella. En cualquier caso la Puerta se encuentra hoy, y por derecho propio, entre las obras más notables de la historia de la arquitectura en la antigüedad.

Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario con tu opinión al final de la página o comparte en tus redes sociales. ¡Muchas Gracias!

Fuentes y referencias

Además, también te puede interesar:

Summary
Puerta de Ishtar
Article Name
Puerta de Ishtar
Description
La Puerta de Ishtar es una puerta monumental de la muralla de Babilonia. Decorada profusamente, tenía una anchura de 48 m. y una altura de 18. Excavada entre febrero y noviembre de 1902, fue reconstruida en gran parte en el siglo XX en una de las salas del Museo del Próximo Oriente de Berlín.
Author
Publisher Name
Debabilonia.info
Publisher Logo