Saltar al contenido
Debabilonia.info

Nabopolasar

Cilindro de Nabopolasar, rey de Babilonia
Cilindro de Nabopolasar (British Museum)

Babilonia antes de Nabopolasar

A mediados del siglo VII a. C. Babilonia se encontraba bajo el control de Asiria. Reinaban monarcas impuestos o con el visto bueno de Asiria, pero a la muerte de Asurbanipal se produjo una crisis sucesoria que afectó a Babilonia. Aparecieron tres candidatos al trono, uno de ellos Nabopolasar, miembro de la tribu de los caldeos y gobernador del «País del Mar» según las fuentes.

Nabopolasar y la dinastía caldea de Babilonia

Nabopolasar fue rechazado en su región de origen y decidió concentrar sus esfuerzos en hacerse con el poder en el sur de Mesopotamia, en Babilonia, que durante varios años fue el escenario de luchas por el control de la región.

Por aquel entonces Babilonia estaba gobernada por un tal Kandalanu y su territorio se encontraba reducido a Borsippa, Sippar, Uruk y la propia Babilonia. En un primer momento Nabopolasar se hizo con el poder en Nippur y poco a poco consiguió liberar a toda la zona de Babilonia del yugo asirio.

Comenzaba de esta forma la dinastía caldea y con ello el conocido como Imperio Neoasirio.

La expansión de la Babilonia de los caldeos

Gracias a una crónica babilónica muy exhaustiva sabemos que en el año 616 a. C. Nabopolasar decidió pasar a la ofensiva. En primer lugar, a través del Éufrates, llegó hasta la desembocadura del Habur. Allí, Nabopolasar derrotó a unas tropas asirias y las tribus arameas de la ribera del río se sometieron al nuevo rey caldeo de Babilonia.

Envalentonado por este éxito, Nabopolasar se lanzó hacia el norte unos meses después. LLegó hasta el Zab Inferior y puso, durante un breve período de tiempo, bajo asedio a la ciudad de Asur, pero tuvo que retirarse debido a que el enorme potencial del ejército asirio hacia imposible que el asedio terminase favorable a los caldeos.

Fuentes y referencias