Saltar al contenido

Nabopolasar, rey de Babilonia

Cilindro de Nabopolasar, rey de Babilonia
Cilindro de Nabopolasar (British Museum)

Babilonia antes de Nabopolasar

A mediados del siglo VII a. C. Babilonia se encontraba bajo el control de Asiria. Reinaban monarcas impuestos o con el visto bueno de Asiria, pero a la muerte de Asurbanipal se produjo una crisis sucesoria que afectó a Babilonia. Aparecieron tres candidatos al trono, uno de ellos Nabopolasar, miembro de la tribu de los caldeos y gobernador del “País del Mar” según las fuentes.

Nabopolasar y la dinastía caldea de Babilonia

Nabopolasar fue rechazado en su región de origen y decidió concentrar sus esfuerzos en hacerse con el poder en el sur de Mesopotamia, en Babilonia, que durante varios años fue el escenario de luchas por el control de la región.

Por aquel entonces Babilonia estaba gobernada por un tal Kandalanu y su territorio se encontraba reducido a Borsippa, Sippar, Uruk y la propia Babilonia. En un primer momento Nabopolasar se hizo con el poder en Nippur y poco a poco consiguió liberar a toda la zona de Babilonia del yugo asirio.

Comenzaba de esta forma la dinastía caldea y con ello el conocido como Imperio Neobabilónico.

Nabopolasar y los reyes que le sucedieron trataron de justificar el prestigio de sus políticas en la antigüedad de la ciudad de Babilonia, en la cual estaría implicada la dinastía acadia. De echo, a partir de Nabopolasar los reyes babilonios se harán llamar reyes de Acad, pues para ellos Babilonia era la nueva Acad.

El reinado de Nabopolasar en Babilonia

El reinado de Nabopolasar en babilonia estuvo caracterizado en el ámbito exterior por la expansión territorial que supuso el fin del imperio asirio, y en el ámbito interior por el reforzamiento del poder del monarca y la actividad constructiva. Levantó un tercer muro interior dotado de foso y con puertas protegidas por torres.

Nabopolasar y todos los monarcas caldeos posteriores justificaron su política en la antigüedad de Babilonia que, según ellos, había sido fundada por los reyes acadios. Para Nabopolasar, Babilonia era una nueva Akkad, tal y como recoge en la inscripción que celebra la construcción del muro de la muralla mencionado en el párrafo anterior.

La expansión de la Babilonia de los caldeos

Gracias a una crónica babilónica muy exhaustiva sabemos que en el año 616 a. C. Nabopolasar decidió pasar a la ofensiva. En primer lugar, a través del Éufrates, llegó hasta la desembocadura del Habur. Allí, Nabopolasar derrotó a unas tropas asirias y las tribus arameas de la ribera del río se sometieron al nuevo rey caldeo de Babilonia.

Nabopolasar y la caída de Nínive y Assur

Envalentonado por este éxito, Nabopolasar se lanzó hacia el norte unos meses después. LLegó hasta el Zab Inferior y puso, durante un breve período de tiempo, bajo asedio a la ciudad de Assur, pero tuvo que retirarse debido a que el enorme potencial del ejército asirio hacia imposible que el asedio terminase favorable a los caldeos.

Un año más tarde Assur volvió a ser atacada, en este caso por los medos de Ciaxares.  Nabopolasar fue en ayuda de Ciaxares, pues era consciente de la dificultad de tomar Nínive después de su fracaso en el intento de destruir la capital Asiria del año anterior. Pero cuando llegó Nabopolasar se encontró con que Assur ya había sido derrotada y saqueada por los medos, así que no le quedó más remedio que volverse a Babilonia. Pero no se volvió con las manos vacías, pues el rey babilonio firmó un acuerdo con medos y escitas que se materializó con el ataque conjunto a Nínive tres años después.

En el año 612 a. C. escitas, medos y babilonios marchan contra Nínive y matan al rey asirio, Sin-sar-iskun, en el combate. El monarca asirio es sucedido por Assur-uballit II, un rey sin territorio sobre el que gobernar y que no puede evitar que Nínive sea saqueada por la coalición en la que participaba Nabopolasar.

Tras marchar las tropas invasoras Assur-uballit II se refugia en Harran e intentará reorganizarse, pero será completamente derrotado en el 610 a. C. en un nuevo ataque de Nabopolasar.

La Crónica de Nabopolasar

Todas estas batallas que supusieron el fin del Imperio Neosario y la desaparición de sus monarcas, quedaron reflejadas en la Crónica de Nabopolasar. A continuación te dejamos unos fragmentos de la crónica en la que se menciona la caída de Assur y Nínive.

Sobre Asur:

“Duodécimo año: en el mes de ab los medos contra Nínive […] se apresuraron y tomaron Tabirsu, una ciudad del distrito de Nínive. Bajaron bordeando el Tigris y acamparon frente a Assur. LLevaron la batalla al interior de la ciudad y […] destruyeron. Inflingieron una terrible derrota a un gran pueblo, asolaron y saquearon”.

Sobre Nínive:

Decimocuarto año: el rey de Acad reunió su ejército y marchó hacia… el rey de los ummanmanda marchó hacia el rey de Acad […] se encontraron. El rey de Acad hizo que atravesara [el ejército] de Ciaxares y marcharon por la orilla del Tigris, y acamparon delante de Nínive. Desde el mes de siwan hasta el mes de ab, durante tres meses sometieron a la ciudad a un fuerte ataque (…) infligieron una grave derrota a un gran pueblo.

Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario con tu opinión al final de la página o comparte en tus redes sociales. ¡Muchas Gracias!

Fuentes y referencias

Además de Nabopolasar también te puede interesar:

Summary
Nabopolasar, rey de Babilonia
Article Name
Nabopolasar, rey de Babilonia
Description
Nabopolasar fue un rey de Babilonia fundador de la dinastía caldea. Durante su reinado el territorio de Babilonia aumentó considerablemente y participó en la caída de las ciudades de Nínive y Assur. ¡Entra y descubre más de Nabopolasar!
Author
Publisher Name
Debabilonia.info
Publisher Logo