Saltar al contenido

Dios Zeus

Zeus era uno de los principales dioses de la mitología griega, pero ¿quién era el dios Zeus?, ¿dónde y cuándo nació?, ¿cuáles eran sus atributos?, ¿cómo se le representa?, ¿cuántas mujeres tuvo? Aquí te respondemos todas las cuestiones relacionadas con este dios.

Dios Zeus
Zeus de Ugento

¿Quién era el dios Zeus?

Zeus era hijo de los titanes Crono y Rea, dios del cielo y del trueno, a menudo se le denomina “padre de los dioses” y gobierna en el Olimpo como si el resto de divinidades fuesen su familia. Pero para explicar sus orígenes hemos de remontarnos a los orígenes del universo en la mitología clásica.

El origen de Zeus

En un principio, Gea, la Tierra, hizo surgir a los dioses ella sola. Así creo a Urano, las Monatañas y Ponto. Después, Gea se uniría con Urano y tendrían varios hijos, pero según nacían Urano los escondía bajo Gea para que no le pudiesen destronar. Sin embargo, los hijos causaban gran alboroto y hacían mucho ruido y ordena a sus hijos que castren a Crono cuando baje a fecundarla.

Será Crono quien se atreva a castrar a su padre con una hoz o guadaña, pero Urano no muere porque es inmortal. Lo que murió fue su reinado, surgiendo una nueva generación de dioses en la que heredó el poder el hijo menor, Crono. Pero al llegar al poder, este tema que le suceda lo mismo que a su padre y le destrone alguno de sus hijos, por lo que optará por comerse a la descendencia que tenía con Rea, su esposa.

Rea finalmente se cansará de que su esposo se coma a sus hijos, así que tras los cinco primeros nacimientos, con el sexto hijo, por indicación de Metis, decide ofrecerle a Crono una piedra ofrecida en pañales haciéndole creer que era el nuevo bebé, que llevaba por nombre Zeus.

El ascenso al Olimpo

A partir de entonces, los hijos de Crono vencen a su padre y a los demás titanes y los arrojan al Tártaro, decisión que enfadó a Gea y creó a los Gigantes para que destronara a sus hijos. Desde ese momento se producirá una lucha entre los dioses olímpicos y los Gigantes, unos seres con el cuerpo humano pero con las extremidades inferiores con forma de serpiente.

Los Gigantes, al ser dioses, en principio eran inmortales, pero un oráculo le dice a Zeus que si son abatidos por un mortal y un dios morirían, por lo que el dios se apresura a crear a Hércules, quien participará en la muerte de todos los Gigantes con ayuda de los dioses. Una vez vencidos Titanes y Gigantes, se instalan en el monte más alto de Grecia, el Olimpo.

Atributos de Zeus

A Zeus se le suele representar como un adulto barbado, con una melena que le cae a ambos lados de la cabeza. Se le puede reconocer porque aparece junto a un águila —símbolo de poder que será utilizado por imperios y gobernantes durante la antigüedad, incluso hasta la actualidad—, a veces lleva una corona o diadema, suele tener el torso descubierto cuando está sentado y puede aparecer con una bola del mundo que simboliza que es el dueño del universo.

Pero todos los antiguos dioses griegos tienen un elemento característico, y el de Zeus es el haz de rayos. Durante la lucha contra los Titanes y los Gigantes, Zeus y sus hermanos ordenaron a los Cíclopes realizar varios elementos y armas, mientras a Posidón le realizaron su característico tridente y a Hades un casco que le hacía invisible, a Zeus Zeus le forjaron un haz de rayos.

Sin embargo este haz de rayos no se puede coger porque quema, de ahí que Zeus siempre lleve una mano abierta, simbolizando su haz de rayos.

Esposas de Zeus

Hesíodo señala que Zeus tuvo 7 esposas:

  • Metis: la prudencia. De su relación con Metis nació la diosa Atenea. Sin embargo, cuando Metis estaba embarazada un oráculo anunció a Zeus que nacería una hija, Atenea, pero del siguiente embarazo nacería un niño que lo destronaría. Así que, temiendo que le pasase lo mismo que a Crono y a Urano, esa misma noche se comió a Tetis y Atenea nació a los 3 meses del cráneo de su padre.
  • Temis: la justicia. Con ella tendrá dos grupos de hijas, por un lado las moiras o parcas —Clotho, Atropos y Lachesis— que organizan el destino de los hombres y, por otro, las horas —Eumonía, Dice e Irene—, encargadas de abrir y cerrar las puertas del Olimpo.
  • Eurínome: de la relación entre Zeus y Eurínome nacieron las tres Gracias (Aglaya, Eufrósine y Thalía) que están relacionadas con la seducción y el atractivo y suelen acompañar a Afrodita. Normalmente se las representa desnudas, dos de frente y otra de espaldas, como en el famoso cuadro de P. P. Rubens expuesto en el Museo del Prado de Madrid.
  • Deméter: era hermana de Zeus y diosa de la agricultura. Con ella tuvo a Perséfone, la diosa del inframundo.
  • Mnemósine: según cuenta el mito, Zeus se acostó con ella 9 noches seguidas y cada día engendraron a una de las 9 musas, las patronas de las artes liberales.
  • Leto: de esta unión nacieron Ártemis y Apolo.
  • Hera: es quizás la más famosa de las mujeres que tuvo Zeus. Tras casarse, Zeus y Hera realizaron un viaje de bodas que duró 30 años, después volvieron al Olimpo y no se divorciarán nunca más, aunque Zeus tendrá varios escarceos amorosos. De la relación de Hera y Zeus nacieron Ares, Ilitía y Hebe, la encargada de escanciar el néctar a los dioses y cuyo nombre en castellano significa juventud.

Pero además de las esposas oficiales que acabamos de mencionar, según varios mitos, Zeus tuvo otros amores. Veamos cuales:

Relaciones extramatrimoniales del dios Zeus

Zeus e Ío

Ío era una sacerdotisa del templo de Hera en Argos. El dios se enamoró de ella y la conquistó convirtiéndose en una nube en la que se llevó a Ío. Lógicamente, Hera se puso celosa, pero para que su esposa no sospechase, Zeus transformó a Ío en una vaca, pero como Hera sospechaba de este animal, encargó a Argos Panoptes un gigante de 1oo ojos que vigilase a la vaca para que no hiciese nada con su esposo. Sin embargo, Zeus ordenó a Hermes que adormeciese al gigante tocando una flauta y cuando este dormía le cortó la cabeza y se la llevó a Hera.

Según el mito, Hera, en homenaje a Argos Panoptes colocó sus ojos en la cola del pavo real, de ahí que la cola de este animal sea tan vistosa. Además, como venganza, Hera envió un tábano a Ío y esta huirá a través del estrecho del Bósforo —a partir de ese instante esa costa pasó a llamarse la costa Ionike (Costa Jónica)—, llega a Egipto y Zeus le devuelve su forma humana, convirtiéndose Ío en sacerdotisa de Isis.

Mito de Zeus y Europa

Europa era una princesa fenicia que mientras un día se bañaba en la costa con sus amigas fue seducida por Zeus transformado en toro. Zeus se acercó a ella y se arrodilló para que ella le atusase el lomo y se subiese en él, pero cuando Europa montó en el toro, Zeus echó a correr y se adentró en el mar, raptando a la princesa.

El rapto de Europa es muy representado en el arte. Por norma general, Europa suele aparecer agarrada a los cuernos de un toro que camina sobre peces o delfines para indicar que se adentra en el mar.

Pero tras adentrarse en el mar, Zeus se dirige hasta la isla de Creta, llega hasta Gortyna, donde se convierte de nuevo en Zeus y cortejará a Europa al pie de un platanero. De esta relación nacerán tres niños: Minos —el famoso rey de Creta— y Sarpedón y Radamantis, jueces en el más allá junto a Éaco.

El mito de Zeus y Europa encierra una cuestión económica. Hace referencia a las primeras incursiones fenicias en Europa para comerciar.

Zeus y Antíope

Antíope era hija de Nicteo, el rey de Tebas, aunque según otras versiones era hija del dios-río Asopo. En cualquier caso era una mujer muy hermosa y Zeus se enamoró de ella. Para conquistarla el dios se metamorfoseó en sátiro —es la única vez que Zeus se transforma en sátiro— y tendrán dos hijos, Anfión y Zeto, pero cuando Nicteo se entera que su hija ha sido violada se suicida y encarga a su hermano Lico que vengue dicha afrenta.

Antíope, asustada, huye de casa, pero Lico la persigue y la lleva con él a Tebas, donde junto con su mujer, Dirce, vejarán a Antíope. Pero al cabo de años Antíope se escapa, encuentra a sus dos hijos, que había abandonado en el bosque y comenzarán su venganza.

Este mito de Zeus y Antíope fue muy representado durante el Renacimiento. Generalmente aparece Antíope desnuda y un sátiro aparece por detrás.

Zeus y Ganimedes

Ganimedes era un joven pastor troyano muy bello del que se enamorará Zeus. Se trata del primer amor homosexual entre dioses, aunque casi roza el límite de la pederastia. Un día mientras Ganimedes se desnuda en el campo aparece Zeus transformado en águila, lo rapta y se lo lleva al Olimpo para que ejerza la función de escanciador, misión que hasta ese momento desempeñaba Hebe.

En el arte a Ganimedes se le representa como un joven que aparece jugando con un aro o un gallo, aunque el tema del águila y el rapto no aparecerá hasta las representaciones del Renacimiento.

Zeus y Alcmena

Alcmena era una princesa tebana, esposa de Anfitrión, de la que Zeus se enamoró. Para tener relaciones con ella decide tomar el aspecto de su marido. De esta relación ilegitima, aunque legítima en apariencia nacerá uno de los grandes héroes griegos, Hércules. Desde el momento de su nacimiento Hércules sería el blanco de las iras de Hera, quien, celosa de que su marido hubiese tenido un hijo con una amante, lo perseguirá durante toda su vida.

Las lunas de Júpiter

Como anécdota hay que mencionar que cuando Galileo descubre las 4 lunas de Júpiter les dará el nombre de los 4 amantes de Zeus: Ío, Europa, Ganimedes y Antíope.

En los próximos días iremos ampliando la información sobre Zeus. ¡No te lo pierdas!

Fuentes y referencias:

  • AGHION, I., BARBILLON, C. y LISSARRAGUE, F. (2008), Guía Iconográfica de los Héroes y Dioses de la Antigüedad, Alianza Editorial, Madrid.
  • https://www.ancient.eu/zeus/