Saltar al contenido
Debabilonia.info

Tiamat

Tiamat
Sello cilíndrico de época neoasiria en el que posiblemente se represente a Tiamat

¿Quién era Tiamat?

Según el Enuma Elish, Tiamat era la madre de todos los dioses. Tiamat era el mar salado y  junto con el Apsu, el mar dulce, crearon a los hermanos Lahmu y Lahamu, quienes a su vez crearon a los dioses primordiales Anshar y Kishar.

Características de la diosa Tiamat

Es difícil de establecer unas características propias de la diosa Tiamat, pues apenas hay menciones a ella fuera del Enuma Elish. Como hemos mencionado ya Tiamat aparece en este poema como el origen de todos los dioses. Más adelante la vemos interviniendo en una lucha entre el Apsu y Enki, intentando apaciguar la ira del primero.

Sin embargo, la muerte de Apsu a manos de Enki hizo cambiar la postura de Tiamat. A partir de este momento del poema crea un ejército de seres malignos para enfrentarse a los dioses.

Ante esta situación de peligro, todos los dioses decidieron ceder el poder a Marduk para que luchase contra la diosa Tiamat. La batalla se decidió en favor de Marduk, quien partió en dos el cuerpo de Tiamat y de su cuerpo creó el cielo y la tierra y de sus ojos los ríos Tigris y Éufrates

Culto a la diosa Tiamat

Debido a su carácter de diosa antagonista, a Tiamat no se le rindió culto en ningún lugar, aunque si jugaba un papel importante en el festival del Akitu o Año Nuevo que se celebraba cada año en Babilonia. Incluso hay quien piensa que es posible que durante esta celebración se recrease la batalla entre Tiamat y Marduk.

Fuentes y referencias