Saltar al contenido
Debabilonia.info

Diodoro Sículo

Diodoro Sículo

¿Quién fue Diodoro Sículo?

Diodoro Sículo, también conocido como Diodoro de Sicilia, fue un historiador nacido en Argirio, una población situada a los pies del Etna, en la isla de Sicilia, alrededor del año 90 a. C. Su monumental obra, Biblioteca Histórica, consta de 40 libros, aunque hoy en día solo se conservan completos los volúmenes del XV al XX.

Nos han llegado hasta nuestros días pocos datos biográficos de Diodoro Sículo. Las pocas cosas que sabemos de su vida son gracias a las alusiones que el propio autor hace a lo largo de su obra. De hecho no podemos ni siquiera saber cuando nació, aunque por datos indirectos se ha podido deducir que su nacimiento tuvo lugar a finales del siglo I a. C.

La importancia de Diodoro en la historiografía

Durante bastante tiempo se consideró a Diodoro de Sicilia un autor de segunda fila, aunque en las últimas décadas se comenzó a poner en valor su obra. Hoy en día se le reconoce como una de las principales fuentes para el estudio de la antigüedad, aplicando, como es lógico, un espíritu crítico a sus palabras.

La obra de Diodoro Sículo: Biblioteca Histórica

Biblioteca historica
Portada de una edición de la Biblioteca Histórica

Diodoro Sículo pretendía que su Biblioteca Histórica recogiese los sucesos acontecidos desde la Guerra de Troya hasta los tiempos del propio Diodoro. Fue el primero que mostró interés por narrar la historia desde tiempos míticos, distanciándose así de otros autores griegos como Tucídides. No sólo habla del mundo civilizado, sino también de los pueblos bárbaros de Asia y el norte de Europa

Para escribir esta obra Diodoro se tomó más de 30 años y para su redacción consultó las mejores fuentes disponibles de la época. En la Biblioteca Histórica  se aprecian algunas de las características de la historiografía de la época como el gusto por la erudición superficial, aunque el prólogo de la obra, Diodoro de Sicilia advierte que no piensa seguir a pies juntillas los postulados de la historiografía helenística.

El prólogo de la obra de Diodoro Sículo es célebre por ser considerado el punto culmen de su historia. El cuidado que muestra en él nos lleva a pensar que lo compuso al final de la obra. En él, Diodoro muestra una preocupación moral, incluso elabora una especie de catálogo ético con elogios y reproches a sus personajes.

En los primeros libros de la Biblioteca Histórica, Diodoro de Sicilia muestra interés por dejar plasmados aspectos geográficos y etnográficos de los pueblos de los que habla, sobre todo cuando describe a los pueblos bárbaros.

Se aprecia también en Diodoro una preocupación religiosa, mostrando un respeto por los dioses, además, son constantes en el historiador de Sicilia las referencias a a divina providencia.

Las fuentes de Diodoro Sículo

De especial relevancia en la obra de Diodoro es la cuestión de las fuentes que este utiliza. Para componer su Biblioteca Histórica, Diodoro de Sicilia empleó muchas fuentes, aunque son numerosos los investigadores que piensan que se tratan de fuentes secundarias.

Críticas a Diodoro de Sicilia

A pesar que Diodoro de Sículo gozó de un gran prestigio en la antigüedad, desde el siglo XIX se comenzó a cuestionar su falta de originalidad. Cada vez existían más evidencias de que su obra había sido copiada de otras fuentes antiguas, algo que, hasta cierto punto fue reconocido por el propio historiador siciliano.

Aunque en su obra Diodoro Sículo se muestra como un excelente narrador, se aprecia una ausencia de espíritu crítico. La mayor valía de su obra radica en que describe los grandes imperios de la antigüedad y las guerras antiguas aportando datos geográficos, etnográficos. etnológicos, botánicos, mitológicos o filosóficos.

Por tanto, a Diodoro de Sicilia podría considerárselo más un erudito que un historiador riguroso. Si bien es cierto que hay que reconocer que gracias a él conocemos datos de obras de otros historiadores hoy perdidas, y que, en casos como la historia de Sicilia, nos ofrece una información precisa y detallada.

Babilonia en la obra de Diodoro Sículo

El Libro II de su Biblioteca Historica Diodoro Sículo lo dedica al Próximo Oriente. El problema es que la información que ofrece la obtiene de manera indirecta. Él no fue protagonista de los hechos y en lo que se refiere a Babilonia muchos de los datos que aporta hoy sabemos que no se corresponden a la realidad. Confunde los ríos Tigris y Éufrates o reyes asirios y babilonios. Un ejemplo claro de sus errores son los famosos jardines colgantes, de los que hoy en día se piensa que no estuvieron en Babilonia.

Las murallas

Al hablar de las murallas comete errores que nos hace sospechar que las está confundiendo con las de la ciudad de Nínive, A continuación te dejamos un fragmento de la descripción que hace Diodoro Sículo de las murallas de Babilonia.

«En las torres y murallas estaban representados animales de todas las especies con destreza técnica en el uso de los colores y en el realismo de las representaciones; el conjunto representaba una compleja cacería de todo tipo de animales salvajes, cuyo tamaño era de más de cuatro codos. En medio de ellos estaba representada también Semíramis lanzando desde un caballo un venablo contra una patera, y junto a ella su marido Nino golpeando de cerca a un león con su lanza» (Biblioteca Histórica II, 8).

Fuentes y referencias

Además de Diodoro de Sicilia también te puede interesar:

Summary
Diodoro Sículo
Article Name
Diodoro Sículo
Description
Diodoro Sículo o Diodoro de Sicilia fue un historiador romano del siglo I a. C. Compuso una obra llamada Biblioteca Histórica, una historia del mundo en el que no solo habla de los pueblos civilizados, sino también de aquellos que consideraba bárbaros, aportando importantes datos geográficos y etnográficos.
Author