Saltar al contenido

Descubrimiento del Código de Hammurabi

Descubrimiento del Código de Hammurabi
J. de Morgan y V. Scheil en el Louvre

¿Cuándo y dónde se encontró el Código de Hammurabi?

La estela que contiene grabado el Código de Hammurabi fue encontrada por la misión francesa dirigida por J. de Morgan entre finales de 1901 y comienzos de 1902 a orillas del río Karkheh, un afluente del Shatt al-Arab que discurre por las cercanías de la antigua Susa.

¿Cómo se encontraba la estela?

La estela del código de leyes se encontró fragmentada en tres grandes bloques que posteriormente serían reconstruidos sin grandes dificultades. Además de la estela original, se encontraron otros fragmentados que tenían algunos artículos copiados del original. La explicación que se ha dado para esto es que existirían al menos otras dos copias del Código que se habrían llevado a Susa desde Babilonia o Sippar.

Y es que hay que recordar que debieron existir varias copias del Código de Hammurabi repartidas por diferentes ciudades del reino para que todo el mundo pudiese conocer las leyes.

¿Por qué apareció el Código de Hammurabi en Susa?

El Código de Hammurabi se encontró en Susa y no en Babilonia porque en el año 1155 a. C. el rey elamita Shutruk-Nahhunte realizó una incursión en tierras babilónicas. aprovechando la debilidad de la dinastía casita el monarca de Elam impuso tributos a las ciudades del reino y saqueó la capital. Pero esto sería varios siglos después del reinado de Hammurabi.

De Babilonia se llevó a Susa como trofeos numerosas obras artísticas entre las que se encontraban dos o más estelas del Código de Hammurabi, un obelisco y una estatua del rey acadio Manishutusu y varias estelas como la famosa estela de Naram-Sin en la que el monarca acadio aparece pisando a sus enemigos.

En un primer momento varios investigadores defendieron que la estela del Código de leyes de Hammurabi encontrada en Susa se trataba de una copia de un original de Babilonia que aún no se había encontrado. Sin embargo, el hecho de que hayan aparecido otras obras en Susa confirma que se trata de la original que fue trasladada a tierras iranias como botín de guerra.

Además, por si quedaban dudas, el rey elamina Shutruk-Nahhunte pulió la parte baja frontal de la estela del Código para grabar como se llevó este objeto hasta Susa como botín. Sin embargo, no sabemos por qué finalmente el rey elamita no incluyó su inscripción, tal y como está atestiguado en las estelas de Naram-Sin y Manishutusu, donde el rey vencedor grabó una inscripción celebrando los hechos

Fuentes y referencias:

  • LARA PEINADO, F. (1982), Código de Hammurabi, Editora Nacional, Madrid.
  • AMIET, P., CHEVALIER, N. y CARTER, E. (1992), «Susa in the Ancient Near East», en HARPER, P. O., ARUZ, J. y TALLON, F. (eds.), The Royal City of Susa. Ancient Treasures in the Louvre, The Metropolitan Museum of Art, New York, pp. 1-24.

También te puede interesar: