Saltar al contenido

Dios Poseidón

Dios Poseidón

¿Quién es Poseidón y cuáles son sus poderes?

Hesíodo nos cuenta en su Teogonía que Poseidón o Posidón era hijo de Crono y Rea. Al igual que los otros hijos del primero, su padre se le comió, aunque serán salvados por Zeus. En el mundo romano se le conoce con el nombre de Neptuno.

En la antigua Grecia la Tierra era redonda, o para ser más exactos, un disco aplanado rodeado por un río llamado Océano, aunque con el tiempo Océano se limitará al agua que circunda Occidente y Poseidón se convertirá en el dueño de todo el elemento húmedo, aunque cada río tendría su propia divinidad fluvial. Era capaz de dominar el mar provocando grandes olas, desatar tormentas, provocar inundaciones, terremotos o naufragios embraveciendo el mar y hacer brotar manantiales. A menudo se sacrificaban toros en su honor y tiene fama de ser un gran domador de caballos.

Atributos de Poseidón

Al dios Poseidón se le representa adulto, con barba y con una corona de rey, peces o delfines, aunque el símbolo más característico es el tridente. Suele aparecer montado en un carro tirado por hipocampos, un animal mitológico parecido un caballo pero con la mitad del cuerpo como una criatura marina. Hades también puede aparecer montado en un carro, aunque en este caso los caballos son de color negro y los de Poseidón blancos.

Amores de Poseidón

Poseidón se casó con la nereida Anfitrite y juntos tuvieron dos hijos, Tritón y Rodo, pero el dios tuvo otras muchas amantes.

Su esposa, Anfitrite

Poseidón se enamoró de Anfitrite, pero ella le teme y huye. Se esconde en una cueva marina —hay quien especifica que la cueva se encontraba en el estrecho de Gibraltar—, pero como dios del mar, Poseidón ordena a dos delfines que vayan en su búsqueda y la convenzan de que no es tan fiero. Finalmente se casan y el delfín será catasterizado como la pequeña constelación del hemisferio norte de “el delfín”.

Amimone

Poseidón también se enamoró de Aminone, hija de Danao, rey de Argos, que tuvo 50 hijas con distintas esposas, mientras que su hermano, Egipto, tuvo 50 hijos. Un día, Egipto envía a sus hijos para que se casen con las hijas de Danao, pero estas no aceptan y deciden matar a sus primos en la noche de bodas, aunque Hipermestra, una de las hijas, no mató a su esposo, Linceo.

Por otro lado, tras perder con Hera la disputa por el patronato de la ciudad de Argos, Poseidón enfureció y secó los ríos de Argos. Acechado por la sequía, Danao mandará a sus hijas en busca de agua y en esta búsqueda, Amimone será perseguida por un sátiro, pidió ayuda y Poseidón acudió al rescate, lanzó el tridente contra el sátiro para ahuyentarlo que quedó clavado en una roca de la que al quitar el tridente nacerán los 3 manantiales que forman la fuente de Lerna. Agradecida, Amimone acepta tener relaciones con el dios y de ahí nacerá un niño.

Fruto de esta historia es uno de los dos castigos perpetuos que se registran en la mitología clásica, y es que las danaides  fueron castigadas por matar a sus primos y esposos a ir con un cántaro a por agua a la fuente, pero estos estaban perforados con un orificio de unas dimensiones que justo al volver a casa el cántaro de vaciaba.

Poseidón y Teófane

Teófane era una joven Tracia famosa por su belleza y que tenía muchos pretendientes. Poseidón se enamoró de ella y la lleva a la isla de Crumisa. Allí, para que pasase desapercibida la convirtió en oveja, al igual que al resto de habitantes de la isla, mientras él se convirtió en carnero.

Cuando los pretendientes se enteran que Poseidón se ha llevado a Teófane van hasta la isla, pero al llegar Poseidón los convierte en lobos. De la unión entre el dios y Teófane nació un carnero con piel de toro, el famoso vellocino de oro, que sería catasterizado constituyendo la constelación de Aries, que significa carnero en griego.

Cénide

Cénide era una mujer muy bella que tras acostarse con Poseidón el dios le concede un deseo, podía pedir lo que quisiese. La petición de Cénide fue cambiar de sexo, convertirse en un hombre invulnerable, así que Poseidón la convirtió en un varón llamado Ceneo.

Ceneo participará en la expedición de Jasón y los argonautas e intervendrá en la lucha contra los centauros, ya que al ser invulnerable no podían matarlo, a pesar de que lo intentaron tirándole abetos. Finalmente los centauros optaron por enterrarle vivo y al morir recobró su antiguo cuerpo de mujer.

Escila

Escila era una ninfa de la que estaba enamorado Poseidón, pero ella mantenía relaciones con Glauco, por lo que el dios del mar pedirá ayuda a Circe, una maga, que castigue la infidelidad de Escila.

Circe proporcionará a Poseidón unas hierbas que envenenan el agua en el que se baña Escila y en su cintura le nacerán 6 perros, convirtiéndose de esta forma en un monstruo que se instalará en Reggio hasta que Hércules la mató

Ifimedia

Ifimedia era una mujer que estaba enamorada del dios Poseidón, que bajaba cada tarde a la orilla del mar, se desnudaba y se echaba agua por encima hasta que quedó embarazada de dos gemelos: Oto y Efialtes, dos gigantes conocidos como los Alóadas, que intentaron acumular varios montes para llegar al Olimpo hasta que Apolo los mató y Zeus los castigó en el más allá permaneciendo atados a una columna con serpientes.

Las murallas de Troya

Poseidón y Apolo se rebelaron contra Zeus, le tachan de tirano, y Zeus, que es advertido por un horáculo de que podía perder su reinado, les castiga mandándoles a construir las murallas de Troya.

Neptuno y Apolo entraron al servicio de Laomedonte, rey de Troya, para construir las murallas de la ciudad. Pero una vez construidas las defensas, el rey se negó a pagarles lo acordado, entonces Poseidón, muy enfadado, decidió enviar un monstruo marino, Escila, que arrasó la ciudad y que estuvo causando estragos hasta que finalmente el héroe Hércules lo mató.

Poseidón y la Fontana di Trevi

La Fontana di Trevi es uno de los monumentos más conocidos de Roma y constituye un homenaje a Poseidón. En concreto, se trata de un homenaje al Acqua Vergine y en ella aparece Neptuno presidiendo la escena junto a caballos y tritones con caracolas.

En cierta ocasión el dios Poseidón era arrastrado por las olas, pero entonces emergió tritón, quien tocando una caracola consiguió calmar las aguas, lo que demuestra que Poseidón no tenía un control total sobre el mar.

Fuentes y referencias: