Saltar al contenido

Los escribas en Mesopotamia

En la antigua Mesopotamia el saber leer y escribir era un lujo que solo conocía una pequeña parte de la población Además, los escribas formaban una de las clases elevadas de la sociedad, pues la burocracia mesopotámica registraba los movimientos de bienes o las pertenencias de una autoridad de manera periódica. Pero ¿cómo llegaba una persona a convertirse en escriba? Aquí te lo contamos.

¿Quiénes eran los escribas en Mesopotamia?

En el Próximo Oriente antiguo los escribas eran las personas cuyo oficio era redactar textos en tablillas de arcilla, material empleado para escribir, debido a que la arcilla era muy abundante en la zona y por aquel entonces no existía el papel.

El aprendizaje del oficio de escriba

Sabemos que desde los momentos más antiguos existían escuelas de escribas que los textos sumerios mencionan con el término edubba, literalmente “la casa de las tablillas”. En esta fase de aprendizaje, los escribas no solo recibían formación en cuanto al estilo de los signos o el conocimiento de la lengua, sino que también aprendían a preparar las tablillas o a ordenarlas. También está atestiguado el aprendizaje del oficio de escriba por vía familiar

Aunque por lo general a los escribas se les aleccionaba para que fuesen capaces de entender y redactar cualquier tipo de texto, hay indicios de la existencia de escribas que se especializaban en algún tipo de texto concreto. Así, por ejemplo, en ocasiones se mencionan a escribas que estaban especializados en tablillas astronómicas o a otros que se encargaban de las de carácter administrativo.

El método de aprendizaje parece que era el de la repetición de signos y frases.

Hay quien ha propuesto que en el aprendizaje de la escritura, al menos en los primeros momentos, jugaron un papel fundamental los sacerdotes, conocedores de un saber fundamental y vinculados a palacios y templos, los centros de poder. De hecho, en el antiguo Egipto, en los orígenes de la escritura los sacerdotes también eran escribas.

Los fines educativos eran esencialmente prácticos, donde se prestaba especial atención los aspectos literarios, la astrología, la adivinación y la magia, lo que impedía que se desarrollase un espíritu científico crítico.

En los próximos días iremos ampliando la información sobre los escribas en Mesopotamia. ¡No te lo pierdas!

Fuentes y referencias: